Fin a la mal llamada “formación gratuita” para las empresas

Con la reciente publicación del RD- Ley 4/2015, pasa a mejor vida el más socorrido argumento para los comerciales de formación, aquel que decía “y todo esto, a su empresa no le va a costar nada, pues puede bonificárselo de los seguros sociales”.

Una de las principales novedades de la nueva normativa es que desaparece la posibilidad de financiar el 100% de las acciones formativas; y éstas a partir de ahora, deberán ser confinanciadas por las empresas. ¿Y cuánto deberemos pagar a partir de ahora? Pues depende del tamaño de su empresa. Este cuadro le guiará:

 

Nº empleados en la empresa Coste que debe asumir la empresa
De 1 a 9 5 %
De 10 a 49 10 %
De 50 a 249 20 %
250 ó más 40 %

 

Así que si antes el concepto “gratuito” tenía sus connotaciones, ojo con las que puedan venir a partir de ahora.

 

Tags:

No hay comentarios

Deja un comentario

*