No cuidar tus redes sociales puede costarte el empleo

El hecho de que los reclutadores “curioseen” tus redes sociales previamente a una entrevista de trabajo o incluso después, es un secreto a voces. Sin embargo, hay quien todavía no es consciente de ello y comete errores imperdonables que le pueden costar el empleo.

Lejos de lo que piensan muchos, los reclutadores no se dedican a investigar cuestiones de índole personal o de ámbito privado; pero sí de indagar sobre aspectos interesantes que le puedan aportar valor a su organización, en el caso de que entraras a formar parte de ella. Miran, por ejemplo, si somos voluntarios en alguna entidad, qué tipo de información compartimos, los trabajos que hemos desempeñado con anterioridad, nuestras habilidades e intereses…

También comprueban la gramática que empleamos. Y ésta es unas de las cuestiones que más valoran por lo que es recomendable que dejemos de utilizar abreviaturas y pongamos especial interés en no cometer faltas de ortografía. Si no sabemos escribir bien, ¿cómo vamos a ser capaces de comunicar ideas y sugerencias? La explicación es obvia, ¿no?

Otra de las cuestiones que analizan, son las imágenes y fotografías en las que aparecemos, en cuyo caso, se recomienda no tener un muro con excesos de “selfis” que dejen ver nuestro ego en todo su esplendor.

No obstante, este hecho no debería ser un problema si el contenido en el que aparecemos es correcto.

Hay que partir de la base de que estas búsquedas las hacen con el fin de comprobar que existe coherencia en el discurso que realizamos durante la entrevista y con nuestro día a día. No podemos olvidar que las redes sociales son como unas ventanas que, si las dejamos abiertas, pueden ver lo que hay en el interior.

Si nos encontramos en una búsqueda activa de empleo, además de tener en cuenta todas estas cuestiones, es importante que creemos nuestra propia marca personal para hacernos más visibles en Internet. Para ello, tendríamos que generar nuestros propios contenidos, socializar e interactuar con los contactos.

En definitiva, tenemos que generar una estrategia que nos ayude a posicionarnos con más ventaja frente al resto de los candidatos. Y para ello, debemos hacer un uso más profesional de las redes sociales que empleamos, pues más del 80% de los reclutadores reconoce el uso de esta práctica como ayuda para la toma de decisión final. Así pues, ¡manos a la obra!

 

Sandra Gallego Chaves

Tags: , ,

No hay comentarios

Deja un comentario

*